Trastornos de ansiedad

TRASTORNO POR ANSIEDAD GENERALIZADA
 

Hace referencia a la preocupación intensa. Significa estar patológicamente preocupado. Es importante porque el 5% de la población lo sufre y se diagnostica muy poco. Puede acarrear deterioro laboral y de las relaciones personales. Se suele cronificar sin tratamiento. Se complica en ocasiones con Depresión grave.
 

TRASTORNO DE ANSIEDAD SOCIAL (o fobia social)
 

Es el tercer Trastorno Mental más presente a lo largo de la vida (13% de la población). Cuanto más se retrase el tratamiento más posibilidades hay de sufrir deterioro social (soledad, aislamiento) y laboral. El paciente teme intensamente y evita las situaciones de contacto social.
 

FOBIA ESPECÍFICA (O FOBIA SIMPLE)
 

Este tipo de trastorno de ansiedad lo padecen del 9 al 11% de la población. Consiste en sufrir un temor acusado y persistente que es excesivo o irracional desencadenado por la presencia o anticipación de un objeto o situación espicíficos. Las más frecuentes son provocadas por: animales,ambientales (alturas, tormentas, agua), sangre-inyecciones-daño; ciertas situaciones (transportes públicos, túneles, puentes, ascensores, aviones, coche o recintos cerrados), otros tipos (evitar situaciones que puedan provocar atragantamiento, vómito o contagio). En los niños presentan características especiales.Las situaciones fóbicas se evitan o se soportan a costa de una intensa ansiedad o malestar. Los comportamientos de estación y el malestar interfieren acusadamente con la rutina y la vida normal de la persona afectada.

 

CRISIS DE ANGUSTIA (AGORAFOBIA)
 

Se caracteriza por la aparición súbita de síntomas de aprensión , miedo pavoroso o terror. Se acompaña de la sensación de muerte inminente o de perder el control e, incluso, "volverse loco". Los síntomas físicos pueden ser: Palpitaciones, sudoración, temblores, sensación de que falta el aire y que la persona se va a ahogar, sensación de atragantarse, opresión o dolor en el pecho, naúseas, molestias abdominales, inestabilidad, mareo y sensación de desmayo inminente.

El enfermo presenta un intenso temor a que las crisis reaparezcan. Las crisis pueden invalidar al paciente para realizar su vida normal. Las crisis de angustia pueden acompañarse o no de Agorafobia. La Agorafobia consiste en sufrir ansiedad intensa en lugares o situaciones, como estar solo fuera de casa, estar en un lugar lleno de gente, viajar en autobús, metro, tren, etc., donde marcharse rápidamente pueda resultar difícil. El temor es a sufrir una crisis de angustia o alguno de sus síntomas sin disponer de la ayuda oportuna.
 

TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO
 

Este trastorno se sufre después de experimentar o ser testigo de acontecimientos muy graves (muerte, efectos de la violencia ejercidos sobre las personas en general). Lo sufren el 10% de las personas expuestas una vez transcurrido un tiempo de recuperación de entre 3-6 meses. Los recuerdos de lo vivido son recurrentes e intrusivos; resultan muy reales y devuelven al paciente a esos acontecimientos. También los sueños aparecen en el mismo sentido. Se tiene la sensación diaria de estar reviviendo lo que ocurrió. El enfermo intenta evitar todo esto, pero no lo consigue. Presentará dificultades para dormir normalmente, de concentración, de modular sus emociones, de sobresaltarse de forma exagerada, entre otros síntomas. La vida afectiva y laboral puede deteriorase significativamente.
 

TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO
 

El paciente experimenta de forma recurrente y persistente ideas parásitas que reconoce como extrañas a él, aunque no las pueda evitar. Además puede alterar su conducta en relación con estas ideas (lavarse las manos, ordenar, comprobar) o realizar actos mentales (rezar, contar, repetir palabras sin decirlas) al objeto de prevenir o reducir sus temores. El paciente puede utilizar parte de su tiempo en realizar rituales (conductuales y/o mentales) y su vida afectiva, social, laboral o académica puede deteriorarse de forma marcada.
 

OTROS TRASTORNOS DE ANSIEDAD
 

En relación a sufrir una enfermedad médica o psiquiátrica (por ejemplo, Trastorno Deprsivo). La ansiedad y la depresión son padecimientos que suelen presentarse de forma conjunta. Cada uno de estos trastornos necesita un tratamiento específico psicológico y médico-psiquiátrico.